Comida

El Huerto de Coles, el orgullo del campesino

He comprado en Padrón, en el mercado dominical un ciento de coles para plantar que me vendió una vieja de Herbón .. las plante un poco a disgusto y como pude, la verdad que bastante arrepentido de la compra

Me olvide de ellas y ahora me siento orgulloso de su crecimiento, se nota que son de esta tierra, crecen feroces y ampulosas, culonas y cabales

De ella comen las gallinas felices , y yo me hago caldos gallegos de asombro

No han requerido de ningún cuidado ni riego, solas , autónomas son la felicidad del paisano (y mía) prometiendo cosecha de hojas y caldos todos los días hasta el próximo año por estas fechas que florecen cuando se plantan las nuevas coles

Agradecido por su entusiasmo tratare de instalarles un sistema de riego por goteo en la raíz para que en verano no sufran sequía y produzcan y crezcan felices

La superficie de las hojas, algo mas clara por el envés debe su color aterciopelado blanquecino a una flora de enzimas que no dejan de formar parte de nuestra alimentación cuando tomamos el caldo gallego

Siempre me fascino la gota de lluvia estancada en las hojas de col, como una minúscula gota de azogue tembloroso ..

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s