Varia

El otro Santiado desconocido

La gente que habitualmente hace el Camino conoce un Santiago seco, soleado, con calles llenas de chiringuitos, guíris en shorts, bullicio y humanidad multicolor

Yo amo el Santiago de invierno , el intimista, el de la lluvia continua, el de la solidad y el silencio y que cuando cae la tarde convierte las piedras en plata brillante que te traspasan el alma

El murmullo de las bajantes descargando la lluvia de los tejados, el bullir de la fuente de los Cabaliños (Platerías) en el silencio de la noche cruzada por el paso furtivo de un viandante camino de una cita en el Franco ..

Que gran perdida para los ‘turistas’ de este remanso ..

Por esa reja de hierro han pasado millones de peregrinos del Camino Frances (alemanes sobretodo) . Ocupa el lugar que tenia antes la monumental Fuente del Peregrino , ahora absurdamente aparcada en el claustro e inútil

Amo el Santiago de invierno, de noche, de lluvia , de silencio ..

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s